Categoria de lo relacionado con seguridad del paciente.

Comúnmente las personas que sufren enfermedades mentales son víctimas de discriminación y estigmatización social, a pesar de existir tratamientos eficaces para el manejo de estas patologías, se cree que estos padecimientos son imposibles de tratar e incluso se menosprecian las habilidades y capacidades de la persona enferma; como resultado de esta situación, se dan el maltrato, rechazo y aislamiento que disuaden a los pacientes de acudir a los servicios de salud mental privándolos de atención médica y apoyo interdisciplinario.

Frecuentemente estos pacientes reciben tratamiento en instituciones que no cuentan con las características ni los recursos para brindar una atención basada en el entendimiento integral del paciente y sus cuidadores desde los aspectos biopsicosociales.

En países de bajos y medianos ingresos la escasez de personal de salud competente para la atención de pacientes con enfermedad mental es una de las principales limitantes; en estos países se estima que solamente se cuenta con 0,05 ps iquiatras y 0,42 enfermeros
psiquiátricos por cada 100.000 habitantes, mientras que en países de ingresos altos la tasa de psiquiatras es 170 veces mayor y la de enfermeras 70 veces mayor.

Por lo anterior se hace necesario fortalecer el conocimiento técnico para reducir el riesgo en la atención al paciente con enfermedad mental y las habilidades para la aplicación de prácticas seguras en todos los integrantes del equipo de salud, con el fin de prevenir la presencia de errores en la atención y disminuir los riesgos de la misma haciendo énfasis en el entendimiento de las características diferenciales de esta población. De igual forma socializar los paquetes Instruccionales de buenas prácticas de seguridad del paciente.